Si su proceso es único: su transformación digital también debe serlo

Una transformación digital que surge de soluciones puntuales sin considerar un plan a largo plazo puede generar el caos. Las soluciones de propósito único a menudo no toman en cuenta cómo la tecnología o su negocio pueden cambiar. Es fundamental plantearse varios aspectos ¿existe un plan para que la nueva tecnología sea escalable o adaptable? ¿Cómo se integran estas soluciones con otras soluciones ya existentes en su proceso? ¿Hay margen para agregar valor? ¿Podemos mantener todas estas soluciones?
 

¿Para qué sirve un OEE?

Hoy en día es prioritario para las industrias disminuir al máximo las paradas imprevistas, fallas, averías, desperfectos en la producción y conseguir que las empresas sean más competitivas.

A través de la medición en tiempo real del OEE utilizando los PLC´s, se logran obtener datos que se traducen en valiosas ayudas para la gestión de los equipos, y que permiten tomar decisiones para crear una buena estrategia de mantenimiento en aras de lograr mantener una producción con los niveles más exigente a nivel mundial.

IOT industrial e Industria 4.0 / Fabricación Inteligente

¿Qué es la Industria 4.0?

La Industria 4.0 es la transformación de los sistemas tradicionales, robótica, hardware, o cualquier otra herramienta o maquinaria automatizada, existentes en las plantas de producción. Hasta ahora, estos sistemas solo podían comunicarse de forma individual de forma interna, es decir, recibir órdenes, o como máximo comunicándose a través de un sistema ERP huésped. La industria 4.0 a través de sus diversas herramientas, reconvierte esta dinámica en una red de sistemas capaces de comunicarse e interactuar directamente entre sí.

Tocar madera no sirve de mucho

En agosto de 2015, 4 rayos impactan en el Data Center de Google en St. Ghislain, Bélgica. En consecuencia, Google perdió datos tras fallas en el suministro eléctrico y los servidores que estaban almacenando datos estuvieron desconectados durante unos minutos.  Y sí, esto ocurrió en la empresa de gestión de datos más importante del mundo, en un centro en el que Google llevaba invertido hasta ese momento 550 Millones de Dólares.